INICIO

Diciembre del 2015 es una fecha muy importante y especial para nosotros en lo que a nuestra trayectoria y vida en el mundo canino y del Bull Terrier se refiere.

Tras muchos años rodeada de perros, comenzamos un proyecto con nuestro nuevo afijo, Gran Imperio Bull. Hemos depositado mucha emoción y ganas en este nuevo proyecto.

OS CUENTO UN POCO DE NUESTRA HISTORIA:

Somos Nerea y Jose, aficionados al mundo de los perros y muy especialmente a la raza Bull Terrier y esta es nuestra historia: vivimos en Alhaurín el Grande, un agradable pueblo de la provincia de Málaga de unos 25.000 habitantes, el cual os invitamos a visitar.

En estas líneas trataremos de contaros, lo más brevemente posible, cómo llegó a nosotros esta increíble afición a las exposiciones de belleza y a la cría de estos maravillosos y encantadores perros Bull Terrier.

Hemos tenido perros desde hace más de 26 años. El primer perro que llego a mi casa fue una pastora alemana de pelo corto llamada clara que nos la regaló mi profesora del colegio. Con el paso de los años conocí a Jonathan Serrano del afijo Amaissbull, un buen amigo el cual nos inició en el mundo de las exposiciones de belleza.

Antes de la cría de Bull Terrier comenzamos adquiriendo nuestros primeros perros con los que con mucha ilusión y trabajo, iniciamos nuestra andadura en el mundo de las exposiciones de belleza, un año más tarde formamos el afijo Gran Imperio Bull.

NUESTRA VIDA COMO CRIADORES:

De nuestra vida como criadores de Bull Terrier y presentadores nos quedamos con los múltiples amigos y momentos compartidos en exposiciones, nos quedamos con esas conversaciones durante los almuerzos, cenas, etc. Como no de perros, nos quedamos con el cariño que uno siente por cada uno de nuestros ejemplares y el mal cuerpo que se nos queda cuando uno de ellos se marcha de repente, nos quedamos con no dormir una noche entera durante meses cuando tenemos una camada, nos quedamos con llorar de frustración cuando una perra aborta o mueren cachorros, nos quedamos con la preocupación cuando uno de nuestros perros se pone enfermo, nos quedamos con ir al trabajo los lunes después de una exposición sin apenas dormir, pero sobre todo, nos quedamos con la fidelidad y el amor que nuestros perros nos demuestran cada día cuando llegamos a casa, y esa relación tan especial que hoy día tenemos con cada uno de ellos.